Tras el periodo del  embarazo, en el que las mujeres cada vez se cuidan más, lo viven de una forma más saludable y activa, comienza la preocupación y el interés para hacer una buena recuperación postparto.

 

Desde www.suelopelvicogranada.es siempre insistimos en la importancia de una buena valoración por parte de un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico, para determinar en qué situación se ha quedado la zona abdominoperineal y poder así plantear una correcta pauta de recuperación. Esta valoración no sustituye a la del ginecólogo/a ni viceversa, son ambas necesarias e igual de importantes.

RECUPERACIÓN DE ABDOMEN Y SUELO PÉLVICO

En primer lugar, la mamá comienza a preocuparse por su abdomen, quiere volverlo a tener igual que antes de quedarse embarazada, con el riesgo de ponerse hacer algún ejercicio, que sin saberlo pueda ser perjudicial para esa zona y para el suelo pélvico. A nivel perineal, si hay sintomatología de algún tipo, como escape de pipi, sensación de pesadez o molestias en la zona, comenzará a intentar hacer alguna contracción del suelo pélvico, sin saber si lo esta haciendo correctamente, si se consigue el efecto que se busca o si por su situación no tenga que fortalecer en un principio la zona si no tratar la musculatura porque existan puntos gatillo o contracturas musculares. Muy importante valorar esto cuando tenemos alguna cicatriz postparto o ha sido un parto complicado.

Si la mama ha realizado una preparación al parto a nivel físico, donde le han enseñado a hacer un trabajo abdominal y perineal correcto, seguramente pueda empezar su recuperación más pronto sabiendo como lo tiene que hacer.

Es por ello que es BÁSICO hacer una valoración postparto y a partir de ahí comenzar la recuperación. Vamos a explicaros en líneas generales, como seria el proceso a seguir tras dar a luz para conseguir una recuperación lo más exitosa posible. Queremos mostraros las CLAVES DE UNA BUENA RECUPERACIÓN POSTPARTO. 

DURANTE LA CUARENTENA ES IMPORTANTE:

– Hacer una correcta reeducación postural, cuidado con las posturas en la lactancia, cuando cogas a tu bebe, al estar tumbada… usa cojines, colocate correctamente de modo que no dañes tu espalda, abdomen ni suelo pélvico.

– Evitar las hiperpresiones (coger pesos, hacer abdominales…) y esfuerzos.

– Evitar estreñimiento. Este punto es muy importante. Generalmente el aporte de hierro postparto, el sedentarismo y el estado de la musculatura abdominoperineal favorecen un estado de estreñimiento postparto.

– Cuidado de la cicatriz en caso de que la haya tanto episiotomía, desgarro o cesárea según las pautas de la matrona.

– Dedicarle tiempo a la lactancia materna (en caso de que hayamos elegido esa opción).

– Comenzar a hacer contracciones del suelo pélvico cortas y suaves para ir estimulando la zona y favorecer la circulación y cicatrización de los tejidos. Protege tu suelo pélvico.

– Evitar el uso de fajas (solo se podría usar el cinturón pélvico para ayudar al cierre de la pelvis).

PASADA LA CUARENTENA RECOMENDAMOS:

– Acudir a un fisioterapeuta para una completa valoración postparto, podría hacerse antes de la cuarentena pero consideramos que la maternidad requiere un tiempo de adaptación mama y bebe que hay que respetar. Aun asi, si hay cualquier sintomatología que preocupe a la mama podremos valorarlo antes.

– Estar alerta de sintomatología como pérdidas de orina, molestias, dolor en relaciones sexuales que NO SON NORMALES.

– Evitar las hiperpresiones. PROHIBIDOS abdominales, salir a correr o cualquier deporte de impacto sin haber hecho antes una correcta valoración y recuperación de la zona.

– Evitar estreñimiento.

En caso de que en la valoración y la historia clínica detectemos algún problema especifico como pérdidas de orina, prolapsos, puntos gatillo de la musculatura, cicatriz hipertrófica necesitaremos hacer un tratamiento especifico de ese problema con sesiones de fisioterapia adaptadas a la disfunción. Las alternativas de la fisioterapia son muchas, adaptables a cada persona. Actualemente la fisioterapia pelviperineal dispone de aparatología para hacer mas fácil la recuperación como ecógrafo, biofeedback, tecarterapia, electroestimulación sin quitar importancia al tratamiento manual que es siempre imprescindible.

Si en la valoración determinamos que solo hay que hacer un trabajo de fortalecimiento muscular de la zona abdomino perineal plantearemos si necesitamos hacer hipopresivos, ejercicios de kegel, ejercicios de estabilización lumbopélvica, método propioceptivo 5P… las opciones son muchas y variadas para adaptarnos a las necesidades de cada mujer.

Debemos tener cuidado con el uso de bolas chinas, que está a la orden del dia actualmente, sin saber en que estado se encuentra nuestro suelo pélvico y si debemos o no usarlas. Si existe una musculatura muy débil, algún prolapso o dolor, el uso de las mismas estará contraindicado.

Queriamos resaltar también la importancia de no recurrir a fajas para sujetar el abdomen, ya que lo único que se conseguirá asi será debilitar mas la musculatura y además, puede tener un efecto hiperpresivo en el suelo pélvico.

 

Es por ello, que reiteramos la importancia de una valoración antes de comenzar cualquier proceso de recuperación por nuestra cuenta.

Deja un Comentario