¿Qué es el suelo pélvico?

El suelo pélvico es el conjunto de músculos que cierran la pelvis por su parte inferior, rodean la uretra, vejiga y ano y son los responsables de la continencia, de las relaciones sexuales, del sostén de órganos como la vejiga, vagina y ano y del parto. Los órganos deben estar en su correcta posición para realizar su función de forma funcional, cualquier alteración en su posición y estática pélvica puede provoca sintomatología a este nivel desde prolapsos, incontinencia urinaria, dolor, etc.

Pero debemos de entender el suelo pélvico como una parte de un conjunto de estructuras que deben de trabajar de una forma coordinada y conjunta. Estamos hablando del diafragma, faja abdominal y musculatura de la espalda de modo que no tiene sentido el trabajo del suelo pélvico sin integrarlo dentro del resto de estructuras que hemos comentado.

El suelo pélvico es una parte fundamental dentro del estado de salud de una persona. No solo en las mujeres que dan a luz, realmente cualquier mujer puede necesitar rehabilitar su suelo pélvico por otras causas (menopausia, deportes de impacto, cirugía pélvica, radioterapia/quimioterapia, etc) e incluso los hombres tras someterse a cirugía prostática o por cualquier traumatismo o lesión en la zona del periné.

La fisioterapia de suelo pélvico es una disciplina terapéutica que permite evaluar y tratar disfunciones del suelo pélvico y de la esfera sexual que acompañan a la mujer en el posparto y la menopausia y al hombre después de la cirugía de próstata.

¿Cuándo es necesario acudir a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico?

  • Durante el embarazo como prevención .
  • Después de dar a luz (independientemente del parto que hayas tenido, pero si ha sido especialmente traumático, con instrumental, te han dado puntos o ha sido una cesárea).
  • Tras una histerectomía
  • Cualquier cirugía en la zona de la pelvis
  • Incontinencia urinaria, fecal o de gases.
  • Dolor en la zona del periné
  • Cirugia prostática
  • Disfunción sexual
  • Dificultades para quedarte embarazada sin que haya una causa orgánica que lo justifique.

¿En que consiste la primera sesión de fisioterapia de suelo pélvico?

En la primera sesión, que suele ser la mas larga de todas, lo primero que hacemos es crear una historia clínica del paciente donde recogemos el motivo de la consulta, las pruebas medicas, etc.

Una vez hecho esto pasamos a una exploración para poder determinar la causa del problema. Esta exploración implica : valoración estructuras óseas y musculares de la pelvis, valoración diafragma, valoración abdominal y valoración intracavitaria vaginal y anal si es necesario donde valoramos fuerza y resistencia muscular, puntos gatillo de la musculatura, etc.

En esta sesión realizamos también una ecografía funcional de abdomen y suelo pélvico para poder determinar con precisión la disposición y funcionamiento de todas las estructuras que conforman la unidad.

Una vez realizada la valoración podemos determinar cual es la causa del problema y el plan de tratamiento.

¿Cómo se plantea el tratamiento?

En función de los datos obtenidos establecemos el plan de tratamiento que puede consistir en : tratamiento manual externo e interno, corrientes de electroestimulación vaginal o anal, ejercicios de suelo pélvico, ejercicios de propiocepción, biofeedback, etc.

La frecuencia de las sesiones al principio suele ser más continua y a medida que avanzamos en el tratamiento se van espaciando. Depende también de la gravedad del problema y de la adherencia del paciente al tratamiento.

Un punto en el que suelo incidir a mis pacientes es que muchas veces la evolución va a depender del grado de implicación por su parte, nosotros os guiamos en el proceso de recuperación pero es muy importante el trabajo fuera de la consulta.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Suele ser una de las preguntas mas frecuentes. El numero de sesiones que son necesarias y mi respuesta es siempre la misma, depende de cada paciente.
No hay un numero fijo, hay personas que en dos sesiones se han recuperado y hay otras que necesitan mas de 10. No hay nunca un numero fijo, ni siquiera en pacientes con el mismo problema.

En este campo, como en muchos otros de la fisioterapia es muy importante la prevención para evitar problemas mayores. Por ejemplo, una mujer embarazada no debe esperar a dar a luz para venir a fisioterapia. Lo ideal es acudir durante el embarazado para poder comenzar a trabajar y preparar su suelo pélvico para el momento del parto y posterior recuperación. Una mujer que va a ser sometida cirugía por una histerectomía por ejemplo puede venir antes para preparar su suelo pélvico y saber como debe actuar nada mas operarse.

Una de las frases que mas escucho en consulta por parte de mis pacientes es que si alguien les hubiera informado de que se podía hacer fisioterapia de suelo pélvico hubieran acudido antes, por ello, es muy importante la labor de divulgación y de educación en este campo.

Después de leer esto, si tienes dudas o crees que puedes necesitar fisioterapia de suelo pélvico no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Estamos encantadas de ayudarte!