El dolor pélvico o perineal  es debido a factores como prostatitis, fibrosis o atrapamiento del nervio pudendo. Se trata de una afectación de duración superior a 6 meses que incluye dolores cíclicos, recurrentes, que suelen localizarse en la zona anal, periné y pene.

En la mayor parte de los casos es necesario el abordaje multidisciplinar de esta patología, donde tiene cabida el fisioterapeuta para el abordaje funcional y estructural, el urólogo, coloproctólogo, psicólogo, para conseguir una mejor recuperación.

Comparte

Anterior

Recuperación tras Cirugía de Próstata

Siguiente

Incontinencia Urinaria

Deja un Comentario