La cirugía de próstata por carcinoma o por hiperplasia, es una operación que por lo general deja secuelas que pueden limitar la calidad de vida del paciente, desde incontinencia de orina leve hasta pérdidas más importantes pasando por disfunciones a nivel sexual. Las secuelas vienen determinadas por el tipo de cirugía, el grado de afectación y la fisiología de la persona.

La fisioterapia ofrece alternativas de tratamientos buscando la mayor recuperación posible así como herramientas para mejorar la calidad de vida de la persona.

Comparte

Anterior

Coloproctología

Siguiente

Dolor Pélvico Crónico

Deja un Comentario