Es una disfunción poco conocida, pero bastante frecuente, que se caracteriza por episodios en los que el paciente siente una necesidad imperiosa y urgente de orinar. Se relaciona con una hipertrofia prostática, aunque también existen otras causas. Afecta en gran medida a la calidad de vida pero puede mejorar con un adecuado tratamiento (modificaciones en el estilo de vida, reeducación perineal, biofeedback, etc.).

Comparte

Anterior

Disfunción Eréctil

Siguiente

Prostatitis Crónica Abacteriana

Deja un Comentario