El dolor pélvico crónico engloba un amplio abanico de cuadros clínicos donde los síntomas más comunes son las disfunciones sexuales, dolor perineal que cursa con pinchazos, alteración de la mecánica defecatoria y de la micción, bien sea en su llenado o en su vaciado. A pesar de esto, no hay un patrón claro que caracterice a estos pacientes.

En la mayoría de los casos,  son personas que han pasado por múltiples especialistas, buscando explicación a síntomas en concreto, sin encontrar solución a su problema.

En función de cada caso, los tratamientos son múltiples. Muchos de ellos han visto que el tratamiento de fisioterapia resuelve o mejora sus síntomas, aumentado su calidad de vida. Aún así, la mayoría de estas personas necesitan un abordaje multidisciplinar donde tienen cabida diferentes especialistas.

Comparte

Anterior

Cistitis Intersticial

Siguiente

Endometriosis

Deja un Comentario