A pesar de que hemos avanzado mucho en el tema de la sexualidad, pudiendo hablar de ello de una forma más natural, sin tantos prejuicios hay que reconocer que a dia de hoy, el tema del sexo todavía sigue lleno de tabús.

En mi experiencia profesional en el campo de la uroginecologia y obstetricia me llama la atención, las carencias y problemas que tiene la mujer en cuanto a la sexualidad y como esto afecta a nivel orgánico y psicológico. No hay que olvidar la importante relación existente entre la vida sexual de una persona y su estado físico y emocional, asi que podemos afirmar que practicar sexo es bueno para la salud física y mental

Hoy queremos explicaros un poco, cuales son las afectaciones más frecuentes que suelen sufrir las mujeres a nivel de la sexualidad, cuales son las causas y que soluciones nos ofrece la fisioterapia para poder solucionar el problema.  A las disfunciones sexuales muchas veces, se les ha dado un origen psicológico principalmente, sin embargo, hay que saber que hay muchas de estas disfunciones que tienen una causa estructural y muscular y existen técnicas específicas para resolver estos problemas. Teniendo en cuenta siempre que debe ser un trabajo multidisciplinar.

Cuando una mujer padece una disfunción sexual, sea por el motivo que sea, en muchos casos, la vive con resignación, en silencio, sin saber en muchos casos que es lo que le pasa realmente o donde acudir para recibir información, diagnóstico y tratamiento.

Antes de iniciar cualquier tratamiento  debemos efectuar una historia clínica, exploración y pruebas complementarias si es necesario. Os recordamos que los tratamientos que explicamos son a nivel de fisioterapia pero que en muchos casos, se requiere tratamiento multidisciplinar.

Las principales afecciones que existen a nivel de la sexualidad femenina son:

  • VAGINISMO: contracción permanente de los musculos vaginales haciendo imposible la penetración o ciertas penetraciones.

Se debe de evitar cualquier manipulación que provoque dolor ya que si no se provocará un aumento de la contracción involuntaria de la entrada de la vagina, lo que impedirá la evolución del tratamiento. A nivel de fisioterapia, trabajamos para conseguir la relajación muscular a nivel perineal con dilatadores vaginales de forma progresiva y biofeedback negativo hasta conseguir la corrección de están contracciones musculares involuntarias. Buscamos también una buena movilidad pélvica para eliminar cualquier bloqueo articular que incidir sobre esta musculatura. Desde el punto de vista de la terapia manual se debe tratar también con técnicas de masoterapia y tratamiento miofascial, con el fin de devolver la elasticidad a esta zona.  A medida que vamos avanzando en las etapas del tratamiento, se le mandarán al paciente pautas para continuar con el tratamiento en su casa.

Para este tratamiento y según la valoración y evolución del tratamiento usaremos:

  • DISPAREUNIA: dolor genital persistente o recurrente durante o después de las relaciones sexuales. Las más frecuentes son de penetración superficial que suelen aparecer tras un trauma obstétrico (episiotomía o desgarro), vulvitis, atrofias… y más profundas  producidas por posición uterina, cesáreas…  El tratamiento es una combinación farmacológica con geles vaginales y técnicas manuales que produzcan una mayor actividad sanguínea y mejor estado de la pared vaginal, hay que darles elasticidad y conseguir mayor lubrificación.
  • ANORGASMIA/HIPOTONIA: descenso o ausencia de la sensibilidad, menos excitación. Se produce una disminución de la intensidad del orgasmo que desencadena un desinterés por iniciar la sexualidad. Las causas suelen ser debilidad del suelo pélvico, antecedentes obstétricos, menopausia, fibromialgia, histerectomía…

La falta de deseo sexual produce fisiológicamente que la vagina no se haya dilatado lo suficiente, el cuello del útero no estará en la posición adecuada y esto provocará una falta de lubrificación, roce inadecuado del pene en la vagina y un choque que provocará dolor.

El tratamiento consistirá en información sexual, ejercicios de propiocepción, ejercicios de potenciación y explicar  a cada mujer que debe conocer su cuerpo, autoexplorarse. Se le mandarán para casa pautas de tratamiento con vibradores según la valoración que hagamos hecho.

Este artículo es solo una breve explicación de  las posibles patologías a nivel sexual, pero sobre todo quiero haceros ver, que sea cual sea el problema, es necesario una correcta valoración para poder establecer un diagnóstico y las alternativas de tratamiento que existen a nivel de fisioterapia siempre teniendo en cuenta el trabajo multidisciplinar.

Leave a Reply