Hola! Soy Judit

Que tú te recuperes, me hace feliz.

Y me gusta saber que cada día de trabajo ayudo a mis pacientes a sentirse mejor, física y emocionalmente, aportando mis conocimientos y lo que sigo aprendiendo en mi formación constante.

Cuando comencé a estudiar fisioterapia no sabía en qué quería especializarme pero poco a poco he ido enfocando mi trabajo a la fisioterapia de suelo pélvico y hoy por hoy,  puedo decir que estoy feliz de poder trabajar en lo que realmente me gusta.
Llevo más de 10 años ayudando a mujeres y hombres a recuperarse de sus problemas de suelo pélvico, la satisfacción de ver que mis pacientes se recuperan, después de que nadie les ofreciera solución, es lo que me motiva a seguir trabajando.

Siento que me queda mucho por aprender así que estoy siempre en continua formación porque creo firmemente que eso es lo que hace, en parte,  que seamos buenos profesionales.

¿Quieres pedir una cita conmigo?

Porque también me hace feliz responderte.

¿Tienes alguna pregunta para hacerme?

Para que me conozcas más

Te cuento un poco sobre mí

¿Qué me trajo a Granada?

Hace ya más de 15 años… El amor, que para mí es el motor que lo mueve todo. Cualquier cosa que hago tiene como base el amor, bien se trate de la familia, los amigos, la pareja o el trabajo.

¿Cuál es mi desafío?

Mi perfeccionismo y organización muchas veces puede resultar agotador. Intentar llevar todo bajo control a veces es imposible. Quiero tomarme las cosas de otra manera, conseguir relativizar más.

¿Cuál es mi pasión?

Mi hija Miriam, que es el motor de mi vida y me impulsa a seguir creciendo día a día como mujer, madre y fisioterapeuta. Siempre me enseña algo nuevo y me convierte en mejor persona. Es mi mejor reto.

¿Qué me gusta hacer?

Me encanta viajar, porque eso me permite desconectar de la rutina (aunque de verdad ame mi trabajo!). Disfrutar de momentos especiales en lugares diferentes y con gente a la que quiero.

La felicidad es la suma de pequeños buenos momentos,
así que vamos a seguir sumando.