El prolapso es un tipo de afectación del suelo pélvico que sufren muchas mujeres, la mayor parte de las veces con resignación o sin saber exactamente que les pasa. Las alternativas que ofrece la medicina pasa muchas veces por la cirugía. A continuación, queremos explicaros en qué consiste un prolapso y que síntomas da, de este modo sabréis donde acudir o que alternativas de tratamiento hay según vuestro caso.

Podríamos definir UN PROLAPSO como alteración en la posición de alguno de los órganos que forma parte de la pelvis (útero, vejiga, recto y en alguno de los casos del aparato digestivo). Se produce una caída de uno o de varios órganos de los descritos anteriormente, según cual sea el órgano afectado hablaremos de diferentes tipos de prolapso:

  • Descenso de la VEJIGA  o parte anterior de la vagina: cistocele o uretrocele.
  • Descendo del ÚTERO o parte media: histerocele o caída de la cúpula vaginal.
  • Caida del RECTO o parte posterior: rectocele o enterocele .

Esta alteración en su posición, va a influir entre otras cosas en el funcionamiento de los mismos, dando lugar a disfunción.

¿Por qué puede aparecer un prolapso?

  • Embarazo en el que se ha producido un aumento importante de peso asociado a un bajo tono abdominal y debilidad del suelo pélvico.
  • Parto traumático con expulsivo con pujos muy hiperpresivos, uso de instrumental como fórceps o ventosa, maniobra de kristeller…
  • Ejercicios o actividades hiperpresivas como correr, saltar, levantar pesos, hacer actividades que supongan un gran esfuerzo…
  • Menopausia con la consiguiente disminución en la calidad del tejido por la afectación hormonal.
  • Cirugía abdominal
  • Sobrepeso
  • Estreñimiento con maniobras de empuje agresivas
  • Afecciones respiratorias crónicas como tos , asma…que cursan con episodios importantes de tos continuada e intensa.
  • Actividades como el canto y tocar instrumentos .

Cualquiera de los motivos explicados anteriormente pueden favorecer su aparición. Dentro de los prolapsos los tenemos de diferentes grados en función de cuanta haya sido la alteración de su posición:

  • GRADO 1 : pequeño descenso generalmente asintomático. En estos casos, muchas veces solo es posible diagnosticarlo tras una valoración funcional por parte un fisioterapeuta especializado.
  • GRADO 2 : descenso hasta la entrada de la vagina sin salida hacia el exterior. Suele estar más dentro o fuera dependiendo de la actividad que hagamos . En estos casos ya hay sintomatología, aunque a veces no se sepa de donde vienen los síntomas . Puede controlarse con fisioterapia.
  • GRADO 3 : suele salir al exterior en los gestos más hiperpresivos. Para una buena corrección es necesario cirugía o un pesario.
  • GRADO 4 : se encuentra siempre fuera. Cirugia o pesario.

Dependiendo del grado de afectación la sintomatología que dan es diferente, aunque esto también vendrá determinado por cada persona.

–  Síntomas urinarios: pérdidas de orina en los esfuerzos (incontinencia urinaria de esfuerzo), incapacidad de aguantar las ganas de orinar con pérdidas de orina asociadas (incontinencia urinaria de urgencia), aumento de la frecuencia de micción por encima de ocho micciones al día, dificultad para orinar, sensación de vaciado incompleto de la vejiga…

Síntomas vaginales: sensación de pesadez vaginal, bulto en la vagina que puede llegar a asomar al exterior, molestias vaginales, dificultad para mantener relaciones sexuales, dolor en las relaciones sexuales…

Síntomas a nivel anal: pesadez a nivel anal, dolor, dificultad para defecar, estreñimiento, incontinencia fecal…

Cada síntoma dependerá del tipo de prolapso y del grado asi como de las características de la personas. SINTOMAS IGUALES PUEDEN VENIR DE PROBLEMAS DIFERENTES SEGÚN LA PERSONA. Esto último es importante tenerlo en cuenta porque por ello no existen tratamiento iguales, dependerá de cada caso, es necesario hacer una valoración del prolapso para poner un tratamiento.

En los siguientes post hablaremos de las ALTERNATIVAS DE TRATAMIENTO EN FISIOTERAPIA PARA UN PROLAPSO.

Join the discussion One Comment

  • Suelo Pélvico Granada dice:

    Hola Julia! Nos alegra que le haya sido de utilidad nuestro artículo. No obstante lo mejor para saber que tipo y talla de pesario necesita es mejor acudir a un especialista de suelo pélvico donde valorará y aconsejara cual se puede adaptar mejor a cada persona. Gracias por la información!

Leave a Reply