La neuromodulación del tibial posterior es una técnica poco invasiva y que ha demostrado ser muy eficaz en trastornos de vejiga hiperactiva.

La vejiga hiperactiva consiste en el aumento de la frecuencia miccional, teniendo que ir al baño cada poco tiempo. Las pacientes tienen una contínua sensación de ganas de hacer pipi y por miedo a pérdidas están siempre buscando un baño allá donde vayan. También hay un aumento en la frecuencia nocturna, donde pueden llegar a levantarse cientos de veces en el peor de los casos. Siempre surge como una urgencia miccional que puede cursas con pérdidas de orina o sin ellas, también puede haber dolor invalidante en el bajo vientre si se intenta retrasar la micción.

¿Te sientes identificada?

¿Qué es el detrusor?

El músculo de la vejiga se llama detrusor y este se contrae de forma involuntaria cuando percibe que tenemos una cantidad suficiente de orina, para indicarnos que vayamos a vaciarla. Bueno, pues este músculo detrusor por diferentes motivos puede verse alterado, modificando los hábitos  miccionales y contrayéndose constantemente, por eso las ganas contínuas de querer hacer pipí.

¿Que consideramos normal?

Lo normal es orinar cada dos o tres horas, en función de la ingesta de líquido. Esto equivale como a unas 7 u 8 micciones al día. Por la noche no deberíamos de tener que levantarnos para hacer pipí, ya que segregamos una hormona que hace que sea esto posible, exceptuando a las mujeres en premenopausia o menopausia, ahí sí que se consideraría normal tener que levantarse una vez en la noche.

¿En qué consiste la neuromodulación del tibial posterior?

Consiste en la estimulación de las raíces nerviosas que inervan la pelvis a través de un estímulo desde la periferia, en la zona del tibial. La estimulación hace que el músculo detrusor se inhiba pudiendo espaciar las micciones. Esta técnica se puede aplicar tanto trascutánea (electrodos) como percutánea (con aguja).

Los beneficios son, la disminución de la frecuencia miccional, disminución en la urgencia miccional, disminución de las pérdidas y aumento de la capacidad vesical. Todo esto está avalado por estudios científicos.

Esta técnica puede ser usada en casa, nosotras te enseñaremos a colocar los electrodos y te dejaremos programado el aparato de corrientes. Aun así las sesiones en consulta deben continuar. Debemos abarcar la patología desde todas las perspectivas posibles y la alimentación es un gran aliado en este caso.

¿Crees que puedes estar sufriendo de vejiga hiperactiva? ¿Te has sentido identificada con los síntomas descritos?

Nosotras podemos ayudarte, ponte en nuestras manos.