Comenzar hacer fisioterapia antes de SOMETERTE A UNA  operación de próstata TE AYUDARÁ en primer lugar a conocer tu suelo pélvico y en segundo lugar, a saber cómo es su funcionamiento. Las mujeres a lo largo de nuestra vida por los embarazos, partos y la menopausia, estamos un poco más en contacto con nuestro suelo, SIN EMBARGO LOS HOMBRES, EN MUCHOS CASOS DESCONOCEN EL FUNCIONAMIENTO DE ESTA MUSCULATURA Y LA IMPORTANCIA DE SU TRABAJO PARA SU CALIDAD DE VIDA.

Haciendo este tipo de terapia vamos a intentar que la recuperación sea mucho más rápida.

El hombre es continente por naturaleza, la primera causa de Incontinencia Urinaria es la cirugía de próstata.

A menudo no se llega hacer este tipo de tratamiento preoperatorio, principalmente por falta de información, son solo algunos pacientes los que vienen a nuestra consulta porque han estado investigando y han dado con este tipo de tratamiento por casualidad.

EN  EL MOMENTO QUE EL PACIENTE VA AL URÓLOGO LE PROGRAMARAN LA OPERACIÓN CUANTO ANTES, CON LO CUAL, EL PREOPERATORIO GENERALMENTE SON POCAS SESIONES.

¿En qué consisten esas sesiones de fisioterapia?

EN PRIMER LUGAR REALIZAREMOS una toma de conciencia sobre nuestro sistema pelviperineal y nuestro suelo pélvico o diafragma pélvico.  Enseñando cómo funciona la continencia, como da soporte  a los órganos pélvicos (vejiga y recto) y como participa en la función sexual. Todo esto con la ayuda de  modelos anatómicos,  láminas,ecógrafo y biofeedback de esta manera se intenta que sea lo más didáctico posible. Resolviendo todas las dudas que pueda tener.

Tenemos que explicar los tipos de fibras que se encuentra en el suelo pélvico, fibras fásicas y tónicas. Y por supuesto como trabajarlas. Las fibras fásicas, son las que trabajan muy rápido ante cualquier esfuerzo como por ejemplo toser, estornudar, etc. Y las fibras tónicas son las que trabajan permanentemente dando un tono de base.

Debemos de realizar un reentrenamiento al esfuerzo, como saber anticiparnos con una contracción del periné ante cualquier esfuerzo.

La pregunta que más nos hacen es; ¿Después de hacer esto voy a tener incontinencia? Y la respuesta es Si la vas a tener, pero ya tendremos una base de trabajo ya hecha por lo tanto, el número de sesiones en el postoperatorio SERÁ MENOR, DEPENDIENDO DE CADA CASO. Dicho todo esto, nunca podemos generalizar, cada paciente es diferente y en el postoperatorio abordaremos el plan de tratamiento que más se adapte al paciente.

¿Qué debemos de comenzar hacer en un postoperatorio inmediato?

No se podrá comenzar la reeducación hasta que al paciente no le hayan quitado la sonda vesical. Después de esto ya podrá poner en práctica los consejos y los ejercicios aprendidos en las sesiones de preoperatorio.

  1. Comenzar a trabajar las fibras tónicas y fásicas del Suelo Pélvico. Al inicio deberán de hacerlo tumbados, de esta manera será más fácil sin la gravedad.
  2. Anticiparse con una contracción del periné ante los esfuerzos.
  3. Evitar la actividad deportiva que implique una hiperpresión, como abdominales convencionales, padel, correr, etc.
  4. Cuando vayan hacer pipi sentarse en el váter para poder relajar la musculatura del periné y de esta manera poder vaciar por completo la vejiga (no hacer pujos). Y al final de la micción hacer una contracción del suelo pélvico para poder evacuar cualquier residuo que pueda quedar.
  5. Evitar el estreñimiento, esto puede ocurrir porque después de la operación por miedo hacerse daño al empujar van espaciando el deseo defecatorio. Usar un banquito que simule el estar de cuclillas, elevando las rodillas por encima de las caderas y los codos apoyados en rodillas ayudara a favorecer el descenso de las eces.
  6. Intentar hacer micciones cada 2 o 3 horas, pero si esto no fuera posible trabajar la inhibición vesical para ir disminuyendo poco a poco el número de micciones en el día. Podrá hacer un calendario miccional donde apuntar las veces que acude al baño y el tiempo que transcurre entre las micciones, así como el número de pérdidas y los cambios de empapador.
  7. Evitar las bebidas excitantes como café o té y las que aumenta la diuresis como las bebidas alcohólicas.
  8. Intentar cuanto antes poder tener una erección para que no se fibrosenlos cuerpos cavernosos del pene.

 

Después de todos estos consejos os esperamos en consulta para poder seguir trabajando, e intentar que tengáis una continencia completa o en su defecto que TENGAIS LA MEJOR CALIDAD DE VIDA.

¡Si crees que es interesante y que le puede ayudar a otra persona esta información, compártelo!

Leave a Reply