Tras los años de experiencia que llevamos en fisioterapia uroginecológica y obstetricia, hemos intentado recoger cuales son las creencias erróneas más frecuentes, las preguntas que más nos suelen realizar en consulta e intentar darles respuesta de la forma más clara posible.

“Desde mi episiotomía, en ocasiones soy incapaz de retener los gases, me da mucha vergüenza”

Cuando hablamos de musculatura de suelo pélvico, también es la musculatura a nivel anal, que es la más profunda, que también se puede debilitar siendo incapaz de contraerse correctamente para retener un gas. Será necesario valorar, tratar y fortalecer correctamente esta musculatura para que se pueda realizar un cierre correcto del esfínter.

“Después de dar a luz, la intensidad de mis orgasmos ha disminuido”

Una valoración a nivel neurológico y muscular nos puede ayudara diagnosticar si existe alguna afectación a estos niveles que pueda estar provocando esta disminución de la intensidad de los orgasmos. Podemos ayudarte a recuperar la intensidad de tus relaciones sexuales con la fisioterapia uroginecológica.

“Mi amiga me ha recomendado que me compre unas bolas chinas para fortalecer mi suelo pélvico tras el parto”

Solo un fisioterapeuta especializado puede, después de haber realizado una valoración abdomino-pelvi-perineal recomendarte como, cuando y cuales las debes usar. Si no usas las adecuadas para tu patología o no lo haces correctamente puedes agravar enormemente tu problema. Es muy importante una valoración previa al uso de las mismas. Generalmente las bolas chinas se usan, al final del tratamiento, cuando ya ha habido una recuperación importante de la musculatura. Muchas veces, como tratamiento de mantenimiento en caso, tras terminar la fisioterapia.

“Mi ginecólogo me ha dado un papel donde me explica cómo realizar mis ejercicios de suelo pélvico”

Cada mujer necesita unos ejercicios diferentes según su cuadro clínico… no es lo mismo una incontinencia de esfuerzo, que de urgencia, que una incontinencia fecal/gases, prolapsos… por eso no hay una tabla de ejercicios única, hay que adaptarlos a cada caso. Así mismo, es necesario valorar a nivel intracavitario si se realizan correctamente, que la paciente entiende lo que es una contracción del SP y lo integra correctamente.

Muchas veces, aunque la persona se crea que lo realiza bien, está en realidad realizando el efecto contrario, un empuje, sin saberlo. Por todo ello, es necesario un aprendizaje correcto y dirigido para integrar correctamente los ejercicios.

“Cuando estoy estreñida, me siento en el WC, me inclino hacia delante todo lo que puedo y aprieto con fuerza sin respirar, como los pujos que me enseñaron para dar a luz”

El estreñimiento es uno de los factores de riesgo mas importantes que pueden agravar o provocar un problema a nivel de SP. Es importante intentar corregir este gesto de manera que sea lo menos perjudicial posible. Aparte de los consejos nutricionales para mejorar el tránsito intestinal, realizar algo de ejercicio, es muy importante la postura y como realizamos los empujes cuando nos cuesta defecar.

Debemos colocar los pies encima de un altillo de manera que nuestras rodillas caigan por encima de la cadera, ligera inclinación hacia delante del cuerpo con la columna elongada y empujar en espiración (como si quisiéramos hacer vaho en un cristal). De esa manera los pujos serán mas efectivos y no dañaremos nuestro suelo pélvico.

Si después de leer estas cuestiones sigues teniendo dudas:

¡No dudes en ponerte en contacto con nosotras!

Leave a Reply